5 propiedades curativas de la Kombucha

ÍNDICE DEL CONTENIDO

Estás cansado de beber agua o infusiones? Quizás te guste la kombucha. Es una bebida fermentada a base de té, azúcar y un hongo de té.

Kombucha, o el elixir de la longevidad del Lejano Oriente

Es una bebida conocida desde hace miles de años. Al principio, era popular solamente en el Lejano Oriente, con el tiempo el mundo entero comenzó a hablar de sus propiedades curativas milagrosas. 

La kombucha también se apoderó de los paladares en el 2000, pero luego fue reemplazada por bebidas carbonatadas de productores reconocidos.

Durante varios años, se ha observado una tendencia recurrente en el consumo de kombucha, especialmente por parte de personas que utilizan con entusiasmo métodos naturales para tratar diversas enfermedades. 

La kombucha es en realidad una bebida fermentada hecha de té, azúcar y un hongo de té. Curiosamente, el nombre del hongo del té no es del todo correcto. Este producto gelatinoso es SCOBY, o cultivos simbióticos de bacterias y levaduras.

Kombucha - propiedades curativas

Kombucha – propiedades curativas

La kombucha se llama elixir de la longevidad. La bebida agridulce ha ganado muchos seguidores que valoran un estilo de vida y una dieta saludable. ¿Cuáles son las propiedades de la kombucha? 

Esta bebida es fuente de vitamina C, vitamina B, polifenoles, minerales (incluidos magnesio, zinc y hierro), así como ácidos orgánicos (incluidos los ácidos málico, glucónico y acético). La kombucha también contiene azúcar, cafeína y alcohol.

¿Para qué ayuda la kombucha? Según la opinión de los amantes de la kombucha, esta bebida aporta energía y mejora la concentración. Beberla es eficaz para eliminar los síntomas de la fatiga, pero también otras dolencias. 

También apoya el trabajo del hígado y limpia el cuerpo de toxinas, ayuda a combatir los dolores de cabeza y tiene propiedades antiinflamatorias. 

La kombucha es utilizada por personas que padecen gota (reduce la concentración de ácido úrico), úlceras de estómago o quienes tienen niveles altos de colesterol. También tiene un buen efecto sobre los intestinos. 

Sin embargo, vale la pena recordar que no hay mucha investigación realizada por científicos sobre los beneficios para la salud de la kombucha, y los que sí incluyen la investigación, tratan principalmente con animales con mayor frecuencia.

Cómo preparar kombucha

¿Cómo preparar kombucha?

La receta de la kombucha es muy sencilla. Prepara un recipiente de vidrio (preferiblemente un frasco grande), una gasa, una goma elástica, un colador y cubiertos de madera. ¿Qué ingredientes necesitarás? Preparar:

Prepara el té y saca las bolsitas de té (si estás usando té de hojas, vierte la infusión a través de un colador). Agrega el azúcar y mézclalo todo bien para que se disuelva. Deja que la bebida se enfríe. 

Cuando esté a temperatura ambiente, agrega 200 ml de decocción de kombucha vieja. Si estás preparando kombucha por primera vez, agrega 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana en lugar del caldo. 

Por último, ponemos el hongo del té en el bol. Cubre todo con una gasa y ponle una goma elástica. Deja la bebida en un lugar seco y oscuro durante 7-10 días. La temperatura ambiente no debe superar los 25 grados C.

Cuándo está lista la kombucha

¿Cuándo está lista la kombucha?

Comprueba si hay burbujas en la superficie de la bebida. Si no, puedes abrir el frasco. El siguiente paso es sacar el hongo del recipiente y verter la bebida por el colador. Guarda la kombucha terminada en la nevera durante 5-7 días. 

Recuerda verter 200 ml de la bebida en un recipiente aparte y utilizarlo para el siguiente proceso de fermentación. Es importante destacar que el hongo en sí también es adecuado para usos posteriores. Guárdela en un refrigerador en un recipiente de vidrio.

Contraindicaciones para beber kombucha

Contraindicaciones para beber kombucha

Como ya se mencionó, los científicos no han confirmado completamente las propiedades curativas de la kombucha. 

Se recomienda no beberlo en grandes cantidades y evitar consumirlo durante largos periodos de tiempo. Las personas que están empezando su aventura con la kombucha no deben beber más de 50 ml de la bebida al día.

Las contraindicaciones para beber kombucha son, entre otras, problemas con el sistema inmunológico, embarazo y alimentación, enfermedades autoinmunes. 

Los dentistas también señalan que la kombucha aumenta la acidez del cuerpo, lo que promueve el desarrollo de bacterias cariogénicas en la cavidad bucal. También se conocen efectos secundarios de la kombucha en forma de náuseas o diarrea. 

También es posible desarrollar acidosis láctica. Como puedes ver, beber kombucha puede ser muy efectivo, pero debe ser moderado. En caso de duda, consulta a tu médico antes de introducir la kombucha en tu dieta.

Quién puede hacer kombucha

¿Quién puede hacer kombucha?

Si puedes hacer té, podrás preparar una bebida de kombucha. Todo lo que tienes que hacer es leer atentamente la receta al principio, prepararlo todo y guardarlo. Pasados ​​unos días, la bebida estará lista. 

Cuando prepares tu propia kombucha unas cuantas veces, todo el proceso de preparación será natural y lo harás con la facilidad de preparar té.

Dosis de kombucha

Dosis de kombucha

Para que tu cuerpo se acostumbre gradualmente a beber kombucha, lo mejor es empezar con pequeñas cantidades. La mayoría de las publicaciones en Internet dicen que comienzan con 1-2 cucharadas por día. 

Sin embargo, después de beber los primeros sorbos, beberás todo el vaso porque te gustará mucho esta bebida. El primer día puede que tengas diarrea leve, pero al día siguiente no tendrás efectos secundarios. 

Después de un tiempo, beberás uno o dos vasos de kombucha al día sin efectos secundarios. Al beber kombucha, recuerda beber abundantes líquidos para facilitar la desintoxicación del organismo provocada por la kombucha.

Puedes preguntarte si beber kombucha te provocará estos efectos secundarios. Diariamente, la mayoría de nosotros comemos muy poco (o nada) de alimentos fermentados, por lo que parece razonable temer que cambiar nuestra dieta provoque cambios (positivos y negativos).

beneficios de beber kombucha

La buena noticia es que quienes beben kombucha dicen que los efectos negativos de la kombucha (que solo un pequeño porcentaje de ellos experimenta) son temporales, mientras que los beneficios de beber kombucha aumentan con el tiempo y son notorios para casi todos.

Si este es el caso, los efectos solo serán temporales y después de unos días todo debería volver a la normalidad y empezarás a notar los efectos beneficiosos de la kombucha. Sin embargo, si te encuentras muy mal, deja la bebida durante 2-3 días y después empieza a beberla nuevamente.

Cualquier efecto secundario se debe solo a las toxinas almacenadas en nuestro cuerpo, de las cuales la kombucha te ayuda a deshacerte. Las grandes cantidades de toxinas liberadas pueden hacer que te sientas desagradable por un tiempo, pero recuerda que este es un proceso temporal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visita mis otros artículos
Comparte este artículo para ayudarme difundir
Facebook
WhatsApp
Descargar PDF

PLAN
Pérdida de peso
PREMIUM ONLINE

** Sin compromiso ni permanencia
ÚLTIMOS Artículos
¿TE GUSTARÍA PERDER GRASA Y NO VOLVER A RECUPERARLA?