La hormesis y su importancia en el ejercicio físico

ÍNDICE DEL CONTENIDO

La hormesis y su importancia en el ejercicio físico

La existencia de la hormesis podría definirse como una “espada de doble filo”, ya que su acción produce efectos que van en relación con la dosis de la práctica del ejercicio físico.

Está claro que son muchos los beneficios que aportan la práctica de deporte o el ejercicio físico. No obstante, debemos saber que al mismo tiempo que nos hace bien, también podría derivar en una situación de estrés excesivo oxidativo.

Esto se debe a la generación de especies reactivas. Estas pueden ser las causantes de alteraciones en las macromoléculas.

Vamos a intentar comprender esta función dual producida a consecuencia del ejercicio físico. También conoceremos la importancia de las especies reactivas en la respuesta celular.

¿Qué es la hormesis?

Qué es la hormesis
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2248601/

La hormesis es el conjunto de adaptaciones favorables que los seres vivos han soportado para sobrevivir a las situaciones dañinas a lo largo del tiempo y de alguna manera, nos han ayudado a evolucionar y adaptarnos.

El fenómeno de la hormesis ha sido crucial para comprender la evolución de las especies.

Ha resultado ser una forma efectiva de medir la capacidad plástica de un organismo vivo, en cuanto a su capacidad de recuperación. Esto incluye: la reparación celular, la resistencia a enfermedades, al envejecimiento y a la longevidad. Todo lo anterior, enfocado a sobrevivir en los entornos difíciles.

digamos que la incomodidad nos ha hecho evolucionar

Los límites de la respuesta hormética están determinados por la capacidad de adaptación, o la llamada “plasticidad”, acordes a cada especie.

El veneno lo hace la dosis 😉

Diferentes reacciones a situaciones de «estrés» en el organismo

Diferentes reacciones a situaciones de estrés en el organismo
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2248601/figure/F3/

Otra manera de poder entender y conocer de lo que trata el fenómeno de la hormesis sería entenderlo como un fenómeno biológico, por el que se obtienen efectos positivos mediante un factor estresante.

Por supuesto, este factor estresante tiene un efecto positivo en dosis bajas. Si se aplica o sufre en gran medida, provocaría consecuencias perjudiciales en nuestro organismo.

Esto significa que su aplicación en cuanto al ejercicio físico que ejerzamos deberá consistir en «salir de nuestra zona de confort» pero no agotarnos siempre y constantemente.

supercompenscion

Para ello, un entrenamiento mediante ejercicios de alta intensidad, con un volumen adecuado, nos generarán la cantidad adecuada de «estrés».

Este control sobre nuestra actividad física será positivo, y evitará que se vuelva contraproducente para nosotros.

Un ejemplo para entender el concepto de la hormesis

Un ejemplo para entender el concepto de la hormesis

Dos situaciones de “estrés” que pueden producirse en nuestro organismo. Ambas han sido consecuencia de la misma causa, aunque desarrollan efectos contrarios en nuestra salud:

  • En muchas ocasiones, nuestro cuerpo soporta algunas décimas de fiebre de más. Cuando esto ocurre, nuestro organismo está luchando contra alguna enfermedad y, probablemente, está neutralizando el ataque de dicha enfermedad. Se podría considerar que la aparición y existencia de la fiebre en estos casos es una señal positiva.
  • En otros casos, en que los que la fiebre es demasiado elevada, o se prolonga de forma excesiva, las consecuencias en nuestro cuerpo serán perjudiciales. En este caso hablaríamos de una situación negativa para nuestra salud.

Los comportamientos sedentarios son hábitos de vida perjudiciales para la salud

Los comportamientos sedentarios son hábitos de vida perjudiciales para la salud

En las sociedades occidentales se suelen desarrollar hábitos de vida que conducen en su mayor parte al sedentarismo.

La inactividad física es seriamente perjudicial para la salud; existe un riesgo elevado de contraer enfermedades cardiovasculares cuando se cae en estos hábitos sedentarios.

El movimiento nos da vida, mientras que el sedentarismo nos debilita

Al mismo tiempo la obesidad, la diabetes o los altos niveles de colesterol, pueden ocasionar dolencias asociadas con el sedentarismo.

La práctica de ejercicio físico nos ayudará a hacer frente a estas situaciones, nada recomendables a consecuencia de la baja actividad física. La práctica del ejercicio hace que aumente de forma significativa la producción de especies reactivas de oxígeno (EROs).

Estas especies reactivas poseen un alto poder oxidante. Es por lo que se plantea la siguiente pregunta, aparentemente contradictoria: ¿Realmente es tan saludable la práctica del ejercicio físico?

Como en todo, el veneno lo hace la dosis e introducir pequeños factores estresores produce beneficios pero al llegar a cierto umbral, la dosis puede volverse perjudicial.

Entonces… una dosis de ejercicio adecuada sí, pero una dosis excesiva… no!

Comprender qué es el estrés oxidativo

Comprender qué es el estrés oxidativo

La importancia biológica del estrés oxidativo se entiende mediante el hecho de que el oxígeno molecular (O2) es esencial para la vida.

Aunque puede resultar, por otra parte, perjudicial. Si llegamos a esta situación por un ejercicio extenuante prolongado, entonces se transforma en especies reactivas oxidantes.

Esta conversión del O2 se produce a través de una gran variedad de procesos celulares. El propio metabolismo respiratorio sería uno de ellos. Así como la función inmune o el comienzo y el desarrollo de ciertas patologías.

Las especies moleculares resultantes son altamente reactivas, destacando el peróxido de hidrógeno, el anión superóxido y el radical hidroxilo.

Cuando las condiciones se consideran normales, estas especies se encuentran desactivadas gracias a una “ejercito” de defensas antioxidantes endógenas.

Entre ellas destacan las enzimas y otras proteínas antioxidantes (la catalasa, la glutatión peroxidasa, la superóxido dismutasa). Así como las denominadas UCPs, o “proteínas desacoplantes”; encargadas de controlar la generación mitocondrial de EROs.

Si se produce un exceso en la producción de EROs, lo que ocurre es que las defensas, que hemos visto anteriormente, pueden resultar insuficientes.

Estas se ven sobrepasadas, podría aparecer una situación de estrés oxidativo, inflamación y un exceso de ella, aumenta las probabilidades de contraer enfermedades (detalle, estudio, detalle)

La práctica de ejercicio físico y la hormesis

La práctica de ejercicio físico y la hormesis

La práctica de ejercicio físico conlleva a un considerable aumento del consumo de oxígeno , el cual puede llegar a ser hasta diez veces superior.

Esto implica un aumento significativo en la producción de EROs. De manera que, en la práctica de ejercicio aérobico o anaeróbico de elevada intensidad, puede llegar a ocasionar cierto daño oxidativo, así como situación de estrés oxidativo prolongado.

Por eso la dosis de entrenamiento debería ser programada

La práctica regular de actividad física moderada potenciará las defensas antioxidantes. Al tiempo que nos proporcionará una mayor defensa contra el estrés oxidativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visita mis otros artículos
Comparte este artículo para ayudarme difundir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on print
Descargar PDF

PLAN
Pérdida de peso
PREMIUM ONLINE

** Sin compromiso ni permanencia
ÚLTIMOS Artículos
¿TE GUSTARÍA PERDER GRASA Y NO VOLVER A RECUPERARLA?